Instituto Uruguayo de Derecho Comparado

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home Ciencia de los Derechos Comparados Lecciones de Derecho Extranjero y Comparado
E-mail Imprimir PDF

 

Lecciones de Derecho Extranjero y Comparado

Ruben Santos Belandro

PRÓLOGO

Con la expansión de las corrientes globalizadoras las actividades del notario, del abogado y del traductor jurídico se han vuelto interdependientes, las tres deben funcionar en conjunto para solucionar los problemas jurídicos que se presentan cuando el ámbito de actuación común lo constituye el mundo entero. El notario igual seguirá en labor de aplicación pacífica del Derecho; pero en aquellas hipótesis donde la armonía se desvanezca, el abogado tendrá su rol preponderante; en ambas situaciones necesitarán de la actuación del traductor para el mejor conocimiento del Derecho extranjero aplicable. Por la propia esencia de su actividad, la tarea de los operadores jurídicos mencionados, se encuentra inserta en las grandes corrientes de los intercambios internacionales: económicos, políticos, culturales y sociales. Sin perjuicio de recurrir a los diccionarios y Tratados relacionados específicamente con la actividad técnica de traducir de una lengua a otra, el traductor, al igual que el notario y el abogado, cuentan con dos ramas del Derecho que acuden para facilitar su desempeño: el Derecho comparado y el Derecho internacional privado. El Derecho comparado contribuye a suministrarles los rasgos esenciales de cada sistema jurídico, la estructura de ese sistema, y la puesta en igual plano, al Derecho extranjero y al Derecho doméstico, con el objetivo de hallar en la regulación de un mismo fenómeno vital, semejanzas, aproximaciones, diferencias y hasta oposiciones. El Derecho comparado ayuda entonces, a analizar si determinados vocablos que trasuntan significados, pueden trasladarse de uno a otro sistema jurídico. Para el traductor jurídico de hoy, el recurso al Derecho comparado se vuelve algo ineludible. En cuanto al Derecho internacional privado, esta rama del Derecho tiene una compleja tarea: la de determinar el Derecho aplicable a una relación privada internacional concreta, o sea que, individualiza el Derecho extranjero que habrá que aplicar si, luego de una comparación, es posible permitir el ingreso del Derecho extranjero en el ámbito propio del Derecho doméstico, y para saberlo, habrá que recurrir al Derecho comparado. Obsérvese entonces, cuán entremezclados se encuentran ambas ramas jurídicas, y lo indispensables que son para que el traductor jurídico y demás carreras de Derecho cumplan su tarea con eficacia y por sobre todo, de una forma fiel. El sentido de esta obra, es la de examinar desde ambas ramas jurídicas, aquellas zonas del Derecho, aquellas prácticas, normas y decisiones judiciales, que tienen contacto con la labor de los operadores del Derecho, de forma y manera que su acercamiento a las mismas se realice de una forma científica y no de una forma intuitiva. La hemos dividido en seis Partes. La primera examina las características del Derecho comparado. La segunda, se centra en el examen de algunos sistemas jurídicos de innegable importancia, como lo son el derecho norteamericano, el chino, el musulmán y el indio. La tercera Parte analiza la situación de la familia y el rol que en la actualidad y dentro de los sistemas jurídicos antedichos tienen algunos de sus integrantes: la mujer, el niño y adolescente, y el adulto mayor. La cuarta Parte orienta su interés sobre el Estado y sus diversas funciones sobre el plano normativo y estructural, estudia la regla de conflicto, la calificación, la aplicación del Derecho extranjero y las excepciones a su aplicación, la tarea registral, la cooperación judicial internacional y el reconocimiento y ejecución de las sentencias. La quinta intenta precisar las características del Derecho espontáneo surgido más allá de los Estados y la justicia privada internacional representada por el arbitraje. Y la sexta y última Parte comprende el estudio de algunos actos y contratos internacionales. De esta manera entonces, aproximamos la realidad jurídica internacional, a todos los estudiantes de las tres carreras que en este momento imparte la Facultad de Derecho de la Universidad Mayor de la República, y a los operadores jurídicos en general, de forma y manera que todos puedan moverse en ella, con la mayor soltura posible. Aspiramos a que se haya cumplido con ese cometido.

 

El libro completo se encuentra en archivo adjunto, el cual puede visualizar y bajar si es un usuario Registrado.